La pieza Techo de cristal, surge a partir de una invitación a varixs artistas por parte de la galería Antonia Puyo, para la reinterpretación de alguno de los caprichos de Francisco de Goya. Posteriormente la pieza fue seleccionada por el comisario Adonay Bermúdez para participar en el programa Curaduría tandem en la feria Justmad.

La instalación es una reflexión feminista a partir del grabado Ya tienen asiento de Francisco de Goya. Si en la estampa aparecen dos sillas “patas arriba” haciendo imposible su uso utilitario y llevando al absurdo la idea de tener juicio (sentar la cabeza) por parte de dos mujeres; en la instalación, dicha inoperancia se refuerza insertando superficies de cristal en los asientos con la misma frase del grabado (ya tienen asiento). La obra reactualiza la idea de juicio desde una perspectiva de género, tomando autoconciencia de la desigualdad entre hombres y mujeres ‒todavía existente‒ y haciendo visible lo invisible: un techo de cristal que imposibilita el avance laboral y social de millones de mujeres.

https://blogs.elconfidencial.com/cultura/incipit/2022-02-25/gusto-frances-retratos-cortesanos-objetos-preciosos_3380780/